Otros

Legislatura desaparecedelitos de injurias y calumnias

Para proteger la libertad de expresión, de pensamiento y de prensa, los diputados del Estado de México aprobaron desaparecer de las leyes mexiquenses los delitos de difamación, injurias y calumnias. Propuestas presentadas por el PRI, PAN y el gobierno estatal.


El proyecto de Decreto que conjunta las iniciativas presentadas por el titular del Ejecutivo estatal y los diputados Noé Barrueta Barón y Daniel Parra Ángeles, establece que no podrá demandarse la reparación del daño a quien ejerza su derecho de opinión, crítica, expresión o información en términos de lo dispuesto por los artículos 6 y 7 de la Constitución…

Para proteger la libertad de expresión, de pensamiento y de prensa, los diputados del Estado de México aprobaron desaparecer de las leyes mexiquenses los delitos de difamación, injurias y calumnias. Propuestas presentadas por el PRI, PAN y el gobierno estatal.


El proyecto de Decreto que conjunta las iniciativas presentadas por el titular del Ejecutivo estatal y los diputados Noé Barrueta Barón y Daniel Parra Ángeles, establece que no podrá demandarse la reparación del daño a quien ejerza su derecho de opinión, crítica, expresión o información en términos de lo dispuesto por los artículos 6 y 7 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, cuando se haya hecho a un funcionario o persona que haya obrado con carácter público, si la imputación fuere relativa al ejercicio de sus funciones o cuando el demandado obre por motivo de interés público o privado, pero legítimo.


De conformidad con lo establecido por el ordenamiento, se consideran como hechos ilícitos: comunicar a una o más personas, la imputación que se hace a otra de un hecho cierto o falso, determinado o indeterminado, que cause o pueda causarle deshonra, descrédito o perjuicio y exponerla al desprecio de alguien.


Asimismo, ejecutar una acción o proferir una expresión que, por su naturaleza, ocasión o circunstancia pueda perjudicar la reputación del agraviado fuera de una contienda de obra o palabra y con ánimo de ofender, además de imputar a otra falsamente un delito, ya sea porque el hecho es falso o inocente la persona a quien se imputa.

Deja un comentario