COLUMNAS

Del Mazo, la sombra de la derrota del PRI en EdoMéx

La política de avestruz aplicada por el gobernador Alfredo del Mazo, pone en duda la continuidad del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en el Estado de México, esconderse ante los problemas no ha sido la mejor forma de salir bien librado, los resultados son escasos, principalmente en seguridad, mantenimiento de avenidas y carreteras. Mientras su programa insignia, Tarjeta Rosa, no alcanza a cubrir ni al 10 por ciento de las mujeres de la entidad, la sombra de la derrota del PRI se asoma cada vez más en la entidad.

Los rumores indican temor del gobernador mexiquense ante las investigaciones pendientes en Andorra, lo cual, es de suponer le resta movilidad, aunque esto no impide un ejercicio de gobierno satisfactorio en beneficio de La Mayoría Silenciosa. No se ve un líder del Ejecutivo con la intención de resolver problemas, más bien se ve ausente, se nota la ingobernabilidad, una administración acéfala.

Del Mazo teme, pero en el gobierno de Enrique Peña cuatro gobernadores fueron imputados por la justicia y al menos tres han parado en la cárcel; en el gobierno de López Obrador nadie tiene cita con la justicia y no se ve que alguien vaya a parar en la cárcel. Incluso las acusaciones contra Francisco García Cabeza de Vaca, gobernador de Tamaulipas, han perdido fuerza después de la elección.

La entidad tiene suficientes recursos económicos para resolver los principales problemas, pero hasta ahora, no se nota la aplicación de los mismos, se requiere la ayuda de la administración estatal para que los municipios resuelvan el problema de repavimentación, mientras el estado repavimenta las carreteras. Hasta ahora los cuestionamiento han sido para los alcaldes, pero el gobierno mexiquense tiene mucha responsabilidad en el problema y no ayuda en nada, por eso tiene molesta a La Mayoría Silenciosa, situación que de prevalecer causará que los ciudadanos vayan a la urnas con el enojo en la pluma.

Un tema más difícil de atender, en donde la sensibilidad y la disposición han sido ausentes, es la seguridad, las cifras trimestrales ubican al Estado de México de manera constante en los primeros lugares de homicidios. De acuerdo con el INEGI, de los 35 mil 625 asesinatos en 2021, tres mil 114 se cometieron en el Estado de México, siendo la segunda entidad con más homicidios, sólo después de Guanajuato. Los robos son el pan nuestro de cada día, pero Del Mazo no emite opiniones para el tema de seguridad, para él todo es la Tarjeta Rosa y sus paupérrimos resultados.

El gobernador mexiquense y su política de avestruz no aceptan cuestionamientos, no hay entrevistas con los medios, no hay informes de resultados, solamente una vez al año cuando la Ley lo indica y, para eso manda un portentoso libro al Congreso local, no quiere mantener informada a La Mayoría Silenciosa, bueno, es de dudar que en la burbuja que habita, él esté informado.

Así las cosas, el problema para el candidato de la coalición entre PRI-PAN-PRD o del PRI solamente, será de dimensiones incalculables, se antoja difícil que con una despensa puedan resolver el problema, sus aspirantes hacen hasta lo imposible por ocultar los resultados del gobernador Alfredo del Mazo; hasta el PAN con su aspirante, Enrique Vargas del Villar, son incapaces de tocar con el pétalo de una rosa al Ejecutivo priista, no pueden cuestionar los resultados de su futuro aliado y, eso lejos de ayudar los perjudica, porque la gente quiere un gobernador opositor al PRI, que resuelva problemas y cuestione resultados, para mejorar el Estado de México.

Raymundo Martínez malgasta los recursos del pueblo

El presidente municipal de TolucaRaymundo Martínez Carbajal, malgasta los recursos que le asignan, el programa de bacheo permanente es un lastre, por cada hoyo que tapa se abren dos, la mala calidad tanto del material como del trabajo, ponen en evidencia su incapacidad para administrar recursos; cosa que ya se sabía de antemano, cuando compró a un precio mucho mayor tapetes para yoga en la Secretaría de Educación del Estado de México.

El alcalde no entiende que es mejor reencarpetar las avenidas con un buen material, que tapar baches con una duración de dos meses. Además necesita gestionar recursos para un buen programa, con la finalidad de abarcar más avenidas. Pero tal parece que lo suyo no es la gestión, tocar puertas lo denigra, él es gente de escritorio y de eventos sociales en donde pueda lucir sus mejores ropas y presumir a su flamante pareja. Porque no se ve que entregue un resultado positivo en alguna materia.

Deja un comentario