MANUEL BERNAL, EL DECLAMADOR DE AMÉRICA

pido-la-palabra-1

*Profesor, Orador, Cantante, Locutor, hijo predilecto de Almoloya de Juárez.

*“Declamador de América” nombrado, micrófono de luz y gentileza, fuiste de tu época el único admirado y admirador sin par de la belleza”: Graciela Santa Benhumea.

 

DEDICATORIA: RAÚL GONZÁLEZ NOVA, DISTINGUIDO ALMOLOYENSE.

 

¡PIDO LA PALABRA! Desde esta tribuna periodística para decirte, que en la Cumbre Latinoamericana de Periodismo organizada por CONAPE a principios de mayo, nos obsequiaron un libro de este bonito lugar. La obra “Almoloya de Juárez: un espejo en el tiempo. 500 años de Historia”, de la autoría de Graciela Santana Benhumea, nos habla de un hombre y su voz que cautivó cinco décadas del auditorio del país, él es, porque sigue siendo: MANUEL BERNAL MEJÍA.

Mi señor padre Esteban Maldonado Benítez, declamador y orador, llevaba a casa los discos del “Declamador de América”.

Así fue como mis hermanos y yo, iniciamos en el arte de la declamación bajo el impulso de don Esteban, que declamaba estos y muchos poemas más. Su mente registraba con exactitud los versos de Bécquer, Amado Nervo, Neruda, Julio Flores, Antonio Muñoz, Campoamor, y muchos más.

Cuando absorto escuchaba los poemas en voz de Manuel Bernal, exclamaba poniéndose el dedo en los labios “Ssshhh, escuchen, escuchen”.

El primer poema que me enseñó fue “La Sandunga” de Rodulfo Figueroa, luego la composición poética de la periodista Ana María López Santiago.

En sus años juveniles Manuel Bernal gana el campeonato nacional de Oratoria de El Universal al representar al Estado de México, comparte tribuna con Adolfo López Mateos, expresidente de México, y con los grandes oradores de aquellos años; tiempo después al ganar un concurso de las mejores voces de la XEW inicia como locutor.

He aquí “A Manuel Bernal” de Graciela Santana Benhumea:

 

HOMBRE DE FLOR Y CANTO, VERSO ALTIVO,

YA SUTIL, YA GENTIL O ENAMORADO

¿CÓMO FUE QUE TU VOZ TUVO CAUTIVO

AL AMOR Y AL DOLOR MÁS INSPIRADOS?

 

TU VOZ CON ESOS TONOS DE ROCÍO

DE PÉTALOS, DE LUZ, DE TERCIOPELO

DE SENTIMIENTOS DE FERVOR BRAVÍO

Y MURMULLOS DE MAR COLOR DE CIELO.

 

TU VOZ HECHA DE MIEL Y GARAMBULLOS

DE AGUA LIMPIA Y AZUL DEL OJO DE AGUA.

TU VOZ EN VERSO, NUESTRO GRAN ORGULLO

POR TU VIRIL PUREZA Y POR TU ALMA.

 

MANUEL BERNAL MEJÍA, SIN PAR ARTISTA

DE LA PALABRA DICHA SIN RECELO

CON EL ROMANTICISMO DE UN SEMINARISTA

COMO AQUEL QUE EN TU VOZ TENÍA OJOS NEGROS.

 

TIMBRE DE SEDA Y MÍSTICA CAMPANA

ERA TU ACENTO MÁGICO Y PROFUNDO

LO MISMO DICHAS “LAS ABANDONADAS”

QUE AQUEL “EN PAZ” DE NERVO TAN PROFUNDO.

 

YO COMPRENDO, MANUEL, TU SENTIMIENTO

TU PASIÓN INTERIOR DE ARDIENTE FUEGO

TU SUPERIOR, MAGNÍFICO, INTELECTO

Y TUS LÁGRIMAS SECAS EN DESVELO.

 

VOZ, PENSAMIENTO, HONDO Y ELEVADO

DE ALMOLOYA PRESTIGIO, GLORIA Y VERSO

DE LA POESÍA SIN PAR CONDECORADO

CON LA PRESEA INMORTAL DEL UNIVERSO.

 

(FRAGMENTO)

CONTINUARÁ…

PRÓXIMO NÚMERO: MUSEO DE LOS RECUERDOS

 

DIRECTOR DEL PROGRAMA RADIOFÓNICO ¡PIDO LA PALABRA!     Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla